‘1976’: los 70, según Alejandro Postigo

En 1976 Adolfo Suárez llega al Gobierno español y la dictadura queda, por fin atrás. Es un año que no olvidarán en Argentina (golpe de Estado), ni en el Reino Unido (se despide de la escritora Agatha Christie). Pero también el que ve nacer a la compañía Apple, el tema Dancing Queen de Abba, a la cantante Pasión Vega, a los actores Collin Farrel y Reese Witherspoon… Y al diseñador Alejandro Postigo (Utrera, Sevilla). Un año, 1976, que da nombre a la última colección del utrerano.

Postigo ha querido rendir homenaje en sus diseños para primavera-verano 2017 a los años 70 del pasado siglo, una década dorada para la moda. Diseñadores como Yves Saint Laurent, Óscar de la Renta (empezó trabajando con el español Balenciaga) o el cordobés Elio Berhanyer copaban portadas de revistas y atraían el interés de actrices, aristócratas, primeras damas… Y la sevillana Nati Abascal inspiraba a grandes fotógrafos y modistos como top model.

La colección que el sevillano ha presentado en la última edición de la pasarela Andalucía de Moda (Palacio de los Marqueses de la Algaba, Sevilla) se caracteriza por una paleta de color en la que destacan rojo, rosa, buganvilla o púrpura, además de dorado.

Colores muy vivos e intensos, que hablan de la alegría de la primavera y la rebeldía de aquellos años y que sirven para resaltar la belleza de la mujer. Una mujer, que prefiere la naturalidad a los excesos y que destaca por su elegancia al andar.

Campanas

Sus diseños se llenan de vuelo, de vida; las mangas se vuelven muy, muy vaporosas; hay faldas plisadas y pantalones de campana, una de las prendas icono de aquellos años, que siguen siendo fuente de inspiración.

En 1976 hay una amplia gama de maxivestidos con cinturones metalizados o sin ellos, vestidos cortos, maxifaldas combinadas con tops muy entallados, blusas de encaje (de estilo boho chic) maxiabrigos de inspiración militar (muy populares en los 70) y otros cortos, pero en los que no faltan las solapas amplias.

Destacan los estampados floral y de aire retro, flecos, brocados, sedas perforadas o mikados, tejidos naturales, pero con cuerpo para crear movimiento. Como complementos, grandes pendientes, brazaletes, cinturones y broches metalizados. Pero si se quiere ser una auténtica diva de los 70, no puede faltar alguna creación de Tolentino Haute Hats.

Fotos: David Pérez, Graphic Natural, y Chema Soler

¡Hasta pronto!

Deja un comentario