8 zapatos indispensables para ellas

La mítica Coco Chanel decía que “una mujer con un buen par de zapatos nunca es fea”. Un buen zapato, como un buen bolso, obra milagros. Transforma un vestido, traje o falda sencilla, pero también puede restar nota a un look perfecto a simple vista.

Si normalmente no llevas tacón, ¿por qué usar el más alto para una boda, fiesta o reunión de trabajo para no poder soportarlo? Busca el que vaya contigo o prueba el zapato en casa, poco a poco, hasta que te acostumbres a él. Tampoco abuses de las plataformas. Las muy, muy altas no embellecen como un tacón alto y fino. Si tienes el vestidor de Carrie Bradshaw, ¡enhorabuena!, pero si no es así, solo habrá que buscar con paciencia hasta encontrar el modelo perfecto. Hoy os dejo 8 propuestas.

Botas. Altas y de tacón siempre estilizan, pero pueden ser sin tacón, bajas, altas y con cuña… Si eres de pierna ancha, evítalas porque visualmente parecerá aún más gruesa.

Botines. Son perfectos para el día a día. Bajos o con tacón. Con pantalón, leggings o pitillo son una buena combinación, pero con falda lápiz o midi, blusa, top o camiseta y cazadora, también.

Deportivas. Para ir al gimnasio, andar, hacer running… Y también para salir a dar una vuelta con jeans, camisetas y sudadera; a tomar un café, con pitillo, abrigo oversize, maxibufanda y maxibolso; a almorzar, con falda lápiz, top, cazadora y clutch

Derby / Oxford. De corte masculino. Para diario son buena opción. Son bajos, aunque no tanto como las bailarinas, con lo que cuidamos el pie, y cómodos para aguantar largas jornadas.

Salón. El clásico que nunca falla. Pueden salvarte para acudir a cualquier reunión o almuerzo de trabajo, pero también a eventos mucho más especiales.

Sandalias. Siempre con algo de tacón. No solo son para el verano. Con palazzo, blusa vaporosa, collar metálico y abrigo de piel valdrán para una boda, una cena o salir una noche a bailar.

Slippers. Calzado de corte aristocrático. Bastante cómodos. De color, con glitter, bordados, estampados… La variedad es enorme. Gran opción para los días de trabajo.

Stilettos. “La vida es corta. Tus tacones no deberían serlo”. La frase del diseñador Brian Atwood viene que ni  pintada. Este modelo es muy elegante. Estiliza muchísimo, pero hay que saber llevarlos, porque el tacón de aguja no es apto para todo el mundo. Si no estás acostumbrada a él no pretendas aguantarlo durante horas. Casa con cualquier look.

¡Hasta pronto!

Fotos: Pinterest y Luque Personal Shopper (portada)

Deja un comentario