Alejandro Postigo: oda a Sevilla y la sensualidad

Cuando el público enmudece en cualquier espectáculo, el bello silencio que genera es esclarecedor. El autor ha conseguido captar por completo su atención y su alma, y emocionarlo, de modo que ya es capaz de guiarlo. Alejandro Postigo y su oda a Sevilla y la sensualidad lo consiguió desde el minuto uno.

La voz en directo de Ruth Lorenzo, cantando ópera, creó una atmósfera perfecta para comenzar el desfile. Cuando el primer diseño de Svilla, el último trabajo del diseñador utrerano, apareció en la pasarela SIQ. Handcraft & Fashion, el público enmudeció. Y ya casi no volvería a hablar hasta el final del desfile…

Cada diseño que aparecía en la cabecera de la pasarela (frente a la Catedral, con la Giralda al fondo) superaba al anterior. Pantalones de campana y tops, maxifaldas ceñidas con cuerpo de encaje, faldas de encaje, maxivestidos asimétricos con transparencia…

Vestidos con escotes generosos, pero muy sensuales por su tratamiento de cintura y hombros; diseños de líneas sencillas, pero que impresionan por el tejido en el que han sido confeccionados… No faltan los monos, pero de estampado floral; faldas que vuelan al andar; print animal, lunares y colores fuertes; dorado oscuro y gris con tintes metalizados… El gris pide un lugar destacado junto a rojo, negro, rosa, turquesa o blanco.

Novias

Y para novias, vestidos con abertura central en la falda, que muestran poco en la ceremonia sabiéndolos llevar, pero que insinúan con mucho estilo en la celebración con amigos y familia. Sin mangas y con capa, en vez de velo, pero con un cuerpo y caída para que el diseño luzca espectacular.

Si tuviese que elegir un solo diseño de esta colección me resultaría difícil. Con los tocados, sombreros, que los acompañaban (de clara similitud con el sombrero cordobés del traje de corto), igual. Porque, la sencillez es la madre de la elegancia.

Fotos: imágenes cedidas por Alejandro Postigo

¡Hasta pronto!

Deja un comentario