Arte, diseño y mucho estilo

Siempre me ha llamado la atención su escaparate. No ha habido una sola vez que haya pasado por la calle Pérez Galdós que no me haya detenido frente a él para contemplarlo. Recuerdo la primera vez que entré en La Importadora… Fue para admirar un tocado con plumas naturales que había en la entrada…

En La Importadora se respira cultura. Es una galería de arte. Sus paredes han servido y sirven para dar a conocer la obra de numerosos artistas plásticos de la capital. Fotografías, pintura, collages… han decorado su enorme muro de ladrillos blancos.  Además, es una tienda de decoración y una boutique (para hombre y mujer). Es un libro de estilo donde se aprende mucho, pero también un establecimiento en el que se pueden encontrar piezas originales y de importación, muebles de estilo vintage y los elegantes diseños creados por su propietario, Rafael García Forcada.

Hace un par de semanas, Rafael y Pablo Rodríguez, su socio, nos permitieron a la periodista y bloguera Inma Delgado (De compras con mi hermana y Sevilla Trendy) y a mí disponer de la tienda durante unas horas. Claro está, no solo contemplamos la nueva colección… Inma volvió a posar para mí con seis looks escogidos, especialmente, para ella.

Empezamos por unos jeans, con blusa blanca, chaqueta de lana verde (estilo militar, una de las tendencias de este año) y botines de tacón con flecos. Un outfit muy juvenil, igual que la capa en tonos burdeos y estampado navajo (de moda esta temporada), que seleccionamos a continuación.

Cambio

Decidimos seguir jugando… Inma no es solo una chica joven y guapa. Es sofisticada, así que pasamos a una camisa de encaje en blanco crudo, un abrigo en tonos tierras y negro (se puede reutilizar en numerosos eventos) y unas sandalias. Un clutch de terciopelo burdeos, que resaltaba el conjunto, fue el complemento perfecto para ello.

Luego, decidimos cambiar por completo. Un vestido azul, de brocado de terciopelo, nos llamó la atención desde uno de los percheros. Con un tocado y unos guantes, es perfecto para una boda de mañana. Pero había otra opción igual de válida: vestido con cuerpo estampado y falda negra, abrigo de pelo de color nude y una cartera negra. Inma podría haber salido corriendo a cualquier evento y hubiese llamado la atención, sin lugar a dudas.

Antes de dejar La Importadora nos dejamos llevar por un auténtico vestido de cuento de hadas, de color mostaza y apliques en pedrería… Inma se transformó en un abrir y cerrar de ojos en toda una estrella de Hollywood de los años 40… ¡Todavía no ha podido olvidar ese vestido!

Deja un comentario


Latest comments

  • inma delgado 5 años ago

    Muchas Gracias por dedicarme este Post tan bonito. Ha sido y es un placer trabajar contigo en este mundo de la moda y el arte que tanto nos gusta. Sigue así que llegarás muy lejos.

    ENHORABUENA por tu trabajo siempre tan profesional.

    Besos

    Inma