Azul, mi color

Lo confieso, me encanta el azul. Es uno de los básicos de mi armario ya sea invierno, primavera, verano u otoño, aunque desde hace más de una década me obligo a buscar prendas de otros tonos para equilibrar la gama de color en mi vestuario. He vuelto a caer, lo reconozco. Pero es que no era posible resistirse.

Camisa de lino, azul y de cuello mao (un poco más alto de lo habitual). Desde que Shalp (firma para caballero de Sevilla) me la mostró sabía que al final iba a pasar a ser uno de mis básicos de esta temporada.

Con jeans oscuros o blancos y zapatos de ante; con bermudas verdes o coral y zapatillas deportivas; con pantalón de lino en tonos tierra y náuticos; con pantalón gris, chaqueta azul y pañuelo… Podría seguir enumerando ejemplos, porque a esta camisa se le puede sacar mucho partido tanto de día como de noche.

El primer consejo que siempre doy a la hora de ir de compras es que cuando veamos algo que nos guste, tratemos de responder, en la medida de lo posible, a una cuestión: ¿cómo lo puedo combinar? Para eso, lo mejor es hacer un repaso mental rápido de qué hay en nuestro armario que nos pueda servir.

Si no os resulta fácil, recorred la tienda probando posibles combinaciones con prendas similares a las que tengáis. Y pensad también en qué colores admite o qué complementos podrían ayudaros aún más a sacarle el máximo partido.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario