Blanco.

La sede de la Fundación Valentín de Madariaga.

Deja un comentario