PandoWeddingDay: El día de la novia

Ni la crisis ha podido con las bodas. ¿Qué no se lleva casarse? ¿Quién lo dice? Porque el número de bodas sigue siendo alto. Eso sí, los enlaces tradicionales han dado paso a bodas más personales, como quedó de manifiesto hace unos días en I PandoWeddingDay. Lo que no ha cambiado es el protagonismo de la novia. El novio y los invitados deben ir elegantes, pero nunca acapararán tanta atención como ellas.

La Casa-Palacio de Pando Restaurantes acogió el I PandoWeddingDay, una jornada de networking para compartir experiencias, tendencias y consejos entre profesionales del sector, periodistas y bloggers. Organizado por Gourmedia y presentado por Concha Ortiz (Foodilove), se habló de trajes, flores…  El mejor consejo para tener una buena boda: “cuidad comida y bebida (bien fría); y contad con un buen grupo”.

Maquillaje-peluquería. Los consejos del estilista Manuel Cecilio son sencillos: tranquilidad, tranquilidad y tranquilidad. Y naturalidad en maquillaje y cabello, buscando lo que mejor le vaya a la novia.

Vestido. La firma sevillana Panambi cree que el traje debe reflejar la personalidad de quien lo lleva. “Si la novia se siente a gusto con lo que lleva, defenderá el look y disfrutará”, según Molina + Royo fotografía.

Velo. Vuelven las novias veladas. Y, cada vez, son más comunes los velos de color: tonos pastel (rosa, verde…).

Ramo. Búcaro apuesta por flores silvestres para la novia, tendencia actual que esta firma siempre ha presentado como opción. Si se quieren conservar: dejarlo en manos de profesionales o buscar una sala aireada, flores boca abajo y finalmente laca-pegamento especial.

Catering. Cada vez son más comunes las bodas de 80-90 personas, según Pando, aunque la media tiene 150 invitados. No se llevan las mesas presidenciales, aunque si se elige esta opción, en ella van novios y padres, pero también hermanos, amigos… Ganan las bodas-cóctel; son más dinámicas: cocina en directo, zona sushi, cocina fusión… Pando opta por platos tradicionales combinados con pinceladas peruanas, japonesas y presentación.

Fotografía. Para Molina + Royo, con más de 19 años de experiencia, “cuanto más natural estés, mejor” y “nunca poses de frente. Hay que evitar decir patata y la pose ensayada de selfies”. Álbum digital, photocall, palo-selfie para que los invitados inmortalicen la celebración… son algunas de las propuestas más comunes.

Invitadas. Panambi recuerda que solo alguien con mucha personalidad “puede defender sin problema cualquier look” y saltarse el protocolo. En cuanto a pamelas, Cherubina opta por modelos grandes y de tejidos orgánicos. Y por grades sombreros en dos tonos distintos en copa y ala. Pamelas y sombreros se llevan, mínimo hasta que se sirve el café. Y en tocados, “nada de plumas”, mejor tiaras-diademas de flores realizados a mano y que permiten distintas posturas y sirven también para bodas de noche.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario