Consejos (y 7 propuestas) para bodas de verano (ellas)

Hace justo una semana empecé está serie dedicada a invitados a enlaces estivales. Como sabéis, mi filosofía ha sido siempre ofrecer consejos y propuestas para amantes de la moda, ya sean mujeres u hombres, así que en este post encontraréis consejos (y 7 propuestas) para bodas de verano para ellas.

Como en el caso de los chicos, lo primero que tenéis que hacer al recibir una invitación es responder las 5 w:

  • ¿Qué tipo de boda es? ¿Hay protocolo específico? Los novios pueden indicarlo en la invitación (media etiqueta, gala, informal…) Eso nos dará pistas para escoger el outfit.
  • ¿Cuándo es? ¿Día o noche? Los colores varían, igual que los complementos. Una pamela de noche, como que no.
  • ¿Dónde se celebra? Más pistas para seleccionar el look perfecto. No es lo mismo ir a un hotel, con cóctel y cena en mesa imperial, que a una boda en plena playa…
  • ¿Quién se casa? ¿Amiga íntima, familiar o compañero de trabajo? Nada tiene que ver una boda en la que casi somos protagonistas (hermana de la novia o el novio), que la de un conocido.
  • ¿Por qué estoy invitada? La respuesta está muy relacionada con la anterior. Puede ser la boda de tu mejor amiga… Y como tal debes actuar.

Una vez respondidas esas cuestiones, y dejando claro que el blanco se reserva a la novia, a menos que haya petición expresa por parte de los novios (dress code) para vestirlo (boda de playa), veamos algunas propuestas:

Crop top. Enseñar un poco (ombligo, estómago) fue lo más en los 90. Los crops tops han regresado y se han sofisticado. Uno asimétrico o de mangas voluminosas, con falda lápiz, midi o tablas, sandalias y clutch, puede ser perfecto para día o noche.

Culottes. Geniales con top lencero, blusa de seda, camiseta con escote en la espalda… Con stiletto y bolso de cadena, buena apuesta. Con diadema joya, diadema con velo o flores puede dar muy buen resultado de día.

Flores. Siempre hablan de primavera y verano. Si optas por un vestido con este estampado, arriesga: asimétrico, volante en un hombro, cuello halter (cogido al cuello y hombros al descubierto)… La sencillez no está reñida con el estilo. Con pamela de rafia en tono natural, por ejemplo.

Maxivestido. Los de flores, perfectos, pero los de tonos lisos (el amarillo es estrella este año), tampoco están mal. Con cuñas altas o sandalias.

Negro. Realza el moreno, pero mejor de noche. Si te decantas por él, los escotes en la espalda son incluso más bonitos que los delanteros. Con sandalias doradas, un clásico, pero también en verde esmeralda.

Palazzo. La caída de este tipo de pantalón es preciosa, más si la prenda está confeccionada en gasa o seda. Con una blusa blanca, de líneas sencillas, más que bien.

Traje. Un traje sastre, con camiseta básica, gargantilla, brazalete, maxicartera y tacón alto, gran elección.

Fotografías: Pinterest y Unplash

¡Hasta pronto!

Deja un comentario