¿Cuál es tu abrigo perfecto?

Parecía que no, pero llegó y, como siempre, nos pilló un poco desprevenidos. El frío lucha desde hace unas semanas por establecerse en la capital andaluza y parece que, de momento, lo ha logrado. No es que las temperaturas hayan bajado drásticamente, pero lo han hecho lo suficiente como para sacar por fin nuestras bufandas y abrigos.

Aunque la moda para ellas es muchísimo más variada, nosotros tampoco tenemos tan pocas posibilidades como puede parecer en un primer momento. Sobre todo este año, cuando hay más donde poder escoger

El estilo militar triunfa claramente en escaparates y revistas de moda. Se lleva todo lo que tiene cierto aire marcial: abrigos en tonos verdes, pero también en azul, negro y gris; con o sin cinturón, con botonadura metálica, apliques en cuello y puños…

Después, están las parkas y los abrigos acolchados, con o sin capucha. Personalmente prefiero los segundos, porque dejan el cuello limpio para lucir una pashmina o una bufanda, según el momento. Ambos modelos son los que más se han utilizado a diario en los últimos años, sobre todo los más jóvenes, dado su comodidad y poco peso. Pero, como este año se han reinventado las nuevas propuestas combinan bastante bien con una blazer o un traje o unos chinos y un cardigan, dependiendo del día.

Clásico

Luego, están los de corte más clásico, en colores tierra, gris, azul o negro, con o sin cuello de piel o de terciopelo. Son los más solicitados por los ejecutivos para llevarlos sobre un traje, pero con unos simples vaqueros, un jersey, una pashmina y unos mocasines, el resultado es ser extraordinario.

No hay que olvidar tampoco los de estilo marino. Son algo más cortos que los anteriores, pero con cuellos amplios para combatir el frío. El azul marino, el negro y el gris son los tonos predominantes, aunque el rojo, tierra y teja han empezado a entrar en ellos. Eso sí, poco a poco.

Deja un comentario


Latest comments

  • Tere 5 años ago

    Intersante blog. Me ha encantado!

    • javiluque 5 años ago

      Muchas gracias!