Diamantes por Navidad

Entrar en la Joyería Shaw de la Plaza Nueva de Sevilla es hacerlo en la Tiffany sevillana y viajar a un pequeño espacio regentado por el glamour del París de los años 40 del siglo XX, cuando el creador de esta afamada firma sevillana decidió viajar a Francia y traer a la capital andaluza joyas que hasta el momento nadie había visto.

Desde entonces, han pasado ya varias décadas y sus descendientes han sabido labrarse un nombre en la ciudad y convertir el apellido Shaw en sinónimo de elegancia y lujo en la capital andaluza.

Diamantes, zafiros, platino, plata y oro se unen en los anillos, las pulseras, colgantes… de esta saga de joyeros, actualmente regentada por Carlos Shaw, nieto del fundador. Piezas que muchas familias guardan como auténticos tesoros.

La joyería celebró hace tan solo unos días un pequeño cóctel para festejar la llegada de la Navidad. El momento era perfecto. Una copa de champán y poder disfrutar tranquilamente de sus diseños y, sobre todo, de sus magníficos relojes. Lo confieso: Me encantan, no lo puedo evitar.

Si Audrey Hepburn, la musa del extraordinario Givenchy, hubiese paseado por la Plaza Nueva en vez de por la Quinta Avenida, en Manhattan (Nueva York), y hubiese contemplando sus escaparates y no los de Tiffany, la historia de Desayuno con Diamantes seguro que hubiese tenido un final mucho más sevillano.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario