Diseño joven

Hace unos días os comentaba que Alfonso XIII está de moda dio para mucho. Ya dije que me quedó muy claro que el futuro de la moda española está más que asegurado, viendo los diseños que presentaron 30 jóvenes andaluces, entre ellos alumnos de Ceade Leonardo (cuyo trabajo tuve la oportunidad de conocer en Move Moda Sevilla) y Sevilla de Moda.

Adela Marín inauguró la pasarela. Lo hizo con monos, con vestidos asimétricos cortos y trajes largos, algunos de aires griegos. El blanco y el dorado presidieron su colección.

JLu Zambonino impresionó con su animal print en pantalones y faldas de vuelo, que me recordaron a alguno de los modelos que lució la ya desaparecida Grace Kelly. Pantalones de cintura alta, en negro o blanco y negro, combinados con blusas del mismo tono o mostaza y cinturones dorados anchos en dorado llenaron la pasarela de color.

Después le tocó el turno a Reyes Burgos. Me gustó mucho un mono en tonos grises, marrones y tierra que presentó. De Casilda Medina me quedo con un vestido de aires sesenteros con paillettes fucsias y un mono en champán y lentejuelas fucsias, con una caída increíble.

Rocío Espinosa deslumbró: verdes botellas metalizados, fucsias y escotazos. Sus vestidos se ciñen a la figura femenina a la perfección.

Los abrigos y monos en negro de Helen Sánchez y la capa de Javier Fernández eran espectaculares. Pero lo que dejó con la boca abierta a más de uno fueron los modelos de Anel Yaos, que piensa en un hombre en blanco y gris y falda, corta o larga, lo mismo da.

La pasarela se clausuró con casi una veintena de trajes de novia. Se pudo ver de todo: aires románticos, pedrería, diseños imposibles y hasta novias de negro de los pies a la cabeza, tono por cierto muy usado por las novias españolas en los años 50, cuando muchas de nuestras abuelas se casaron con vestidos largos y mantillas de blonda. Agatha Ruiz de la Prada puso la guinda con una novia muy primaveral.

Deja un comentario