El día del novio

Cuando se habla de bodas se tiende a pensar siempre en ellas, en el diseño que han escogido, los complementos, en cómo iban maquilladas y peinadas… Pero se nos olvida que ellos son una parte muy importante y que cada vez se preocupan más por destacar tanto como las novias. También es su día.

José y Tomás han sido dos de los novios que han pasado por mis manos. No se parecen físicamente en nada (José mide cerca de dos metros de altura, por ejemplo), pero sí tienen algo en común. Su estilo diario: sport-casual. Así que la inversión que iban a realizar debían amortizarla.

En estos casos, al igual que con ellas o en las rutas de compras que me han solicitado, intento apostar por diseñadores o firmas españolas. A veces es posible, otras no. Pero hay que dejar de menospreciar tanto el producto nacional.

José, cuya altura suele ser un “pequeño” inconveniente a la hora de ir de compras, optó por un traje gris a medida de Velvet Uomo, una firma de caballero creada y asentada en Sevilla. Con Tomás, esa opción no fue posible, pero optamos por un traje negro de la colección primavera-verano de Hugo Boss. Eso sí, los dos, de corte clásico, porque un traje así no dejará de ser “tendencia” en el futuro.

Ambos vistieron camisa blanca de puño doble, muy elegantes en cualquier momento (José, de Menco; Tomás, de Silbon), con gemelos (José, de resina, en Menco; Tomás, metálicos, de Adolfo Domínguez).

Las corbatas, de Menco, por su seda, los colores de sus colecciones y el estilo italiano. José, además, eligió calcetines altos de esta misma firma sevillana, en rojo y azul, a juego con la corbata, asombrando, incluso, a su mujer.

Para rematar, pañuelo blanco y zapatos negros, de piel y fabricación española. José, de cordones. Y Tomás, a pesar de no estar decidido al principio, por unos de hebillas metálicas, que ya ha usado en más de una ocasión, según me ha confesado.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario