Experiencia Dappers

Ir de compras es un suplicio para muchos. O no encuentran lo que buscan o esperan al último minuto y se desesperan porque hay tantísima gente que les es difícil elegir y probarse. Salir de compras debe ser una experiencia gratificante y, sobre todo, tranquila. Dappers lo reúne todo.

Ramón Domínguez, su precursor, se dedica a la publicidad, pero cada vez que ha viajado ha buscado tiempo para una de sus pasiones: la sastrería y la moda masculina. En enero decidió abrir en Sevilla un espacio que ofreciese experiencias a quien lo visitara: confort, exclusividad, sastrería a medida y calidad a buen precio.

La primera cita con Dappers (número 6 de la calle Adolfo Rodríguez Jurado, 3º B) sorprende. Un café o aperitivo dan paso a una pequeña entrevista para conocernos y saber qué buscamos (traje, chaqué, americana, esmoquin…) antes de tomar medidas. El usuario es cliente y diseñador. Lo elige todo: tejido, cuello, puños, solapas, forro, botonadura, ojales, bolsillos, tipo de pierna…

Prueba y últimos retoques (mangas, entallar…), a los 25 días. Si son necesarias más pruebas, no hay problema. Dappers persigue un objetivo: la perfección en cada prenda. Para ceremonia (novios o invitados), los encargos tardan dos meses, “por tranquilidad y seguridad”, para tener tiempo de reacción y solucionar cualquier posible problema que pudiera surgir, explica Emilio Delgado, encargado del estudio.

Todo está incluido en el precio. Las camisas salen a 69 euros (dos más si queremos iniciales bordadas); las americanas de lana italiana e inglesa, a 229 (si nos decantamos por lana australiana, 279); y un traje de lana inglesa o italiana por 399 euros (579 si es australiana).

Novios

Gris medio, azul tinta, azul azafata… son los tonos que más aconsejan a novios. Y combinados con chaleco de color neutro y algún “guiño” en corbata y calcetines, “sobriedad y elegancia”. Y es que “arriesgar” es más para testigos e invitados. Lo mismo ocurre si buscamos un traje: “Si tengo uno o dos, nada de cuadros ventana, porque te puede cansar muy pronto”.

Introducen nuevos tejidos cada cuatro o cinco meses. Ofrecen líneas clásicas, pero muy actualizadas, según tendencias (visita cada edición de Pitti Uomo, la feria de moda masculina más importante del mundo), así como una amplia gama de complementos artesanos: gemelos, tirantes, corbatas, pañuelos…  Y zapatos. Son embajadores de Crownhill, una firma presente con presencia en el barrio de Salamanca (Madrid), pero no en Sevilla de donde proceden sus creadores. Calzado fabricado a mano, en ante y cuero (150 euros).

Dappers viste desde niños (12 años) a hombres mayores de 60 años y en unos meses empezará a ofrecer sastrería a medida para mujeres (trajes de chaqueta, esmoquin…). Aún es pronto, pero no descartan exportar su modelo a otros puntos de España.

¡Hasta pronto!

Fotos: Dappers

Deja un comentario