Feria de Abril (mayo), modo ON

Sevilla tiene un color especial, y una capacidad especial para cambiar el chip. Hace menos de una semana se preparaba para vivir una de sus noches más especiales (la Madrugá del Viernes Santo) y ahora ya está en modo ON para Feria de Abril (mayo).

La temporada flamenca comienza en Sevilla a primeros de años con We love flamenco (donde desfiló Mónica Méndez, una de las firmas que llevamos en A Question of Retail, la agencia de Comunicación y Marketing que dirijo junto a Esther Parejo) y Simof. Repasamos ahora algunas tendencias de Simof que veremos en Feria, en el Real.

Blanco. Junto al negro, nunca debe faltar. Pedro Bejar lo sabe, pero lo une a rojo, a faldas y mangas con vuelo y aire de los 60 y 70 del siglo pasado.

Escote. En espalda o pecho. Si, además, el diseño emplea estampado de colores vibrantes, propio de pasarelas internacionales, como hace Andrew Pocrid, el resultado es impactante.

Estampado. Nunca faltan: cuadros, flores, flores, lunares… Y ¿print pavo real? Ana Morón lo ha empleado en su última colección y sus vestidos hablan por sí mismos…

Fiesta. El vestido de flamenca sigue evolucionando y Gil Ortiz lo transforma en un verdadero traje de noche, apto para más de un evento.

Flecos. Sí, pero no sólo en mantoncillos o mantones. También en cazadoras tipo bombers, para combinarlas con trajes de volantes (como propone Sergy Garrido y Tapiju) o looks de calle.

Flores. Hablan de primavera, sol, alegría… Lina es la maestra de la moda flamenca por su buena costura, por la construcción de sus diseños y por el empleo de estos estampados, entre otros.

Hombros. Se vuelven a llevar al aire, gracias a blusas livianas, combinadas con faldas de vuelo, ya sean midi o largas, por ejemplo (Alonso Cozar).

Lunar. Fundamental, sea pequeño, mediano o grande. Si el diseño lleva escote, mangas largas, detalles en cintura y volantes en hombro, como hace Consolación Ayala, el resultado es de diez.

Metalizados. Javier García se ha convertido en un experto en su uso. Su combinación de escote trasero, mangas con caída y faldas con volantes no pasa desapercibida en la Feria.

Mostaza. Ha sido tendencia en distintas temporadas. Ernesto Sillero lo lleva al Real, junto al burdeos, el blanco o el gris. Solo, combinado con blanco, con lunares…

Pastel. Amarillo, rosa, verde… y celeste siguen pidiendo su puesto. Solos, o combinados con blanco, el resultado siempre es acertado, como bien sabe Alejandro Santizo.

Rojo. Imprescindible, ya sea sólo o con lunar blanco. Pilar Rubio le imprime carácter con su apuesta de aires mexicanos.

Setentero. Los años 70 siguen inspirando. José Galván lleva a la Feria parte de esa década: líneas, trajes camiseros, lunares…

Volantes. Pequeños, medianos y grandes en faldas, pero también en mangas. Los 80 siguen estando vivos. Si mezclan tonos vivos, como fucsia, coral, naranja… Más aún (Luis Fernández).

Vuelo. Vestidos ceñidos, sí. Pero con vuelo, también. Los trajes así, de tejidos livianos, escote en espalda y detalles únicos en cintura o mangas son una de las apuestas de Atelier Rima.

Fotografías: Chema Soler

¡Hasta pronto!

Deja un comentario


Latest comments