Flores para una boda

Octubre es uno de los meses con más enlaces matrimoniales por metro cuadrado del año. Es una época perfecta para una boda, al menos desde mi punto de vista, ya que las altas temperaturas veraniegas se han marchado (o eso se supone) y, sin embargo, los días siguen siendo muy luminosos.

Las bodas no solo conllevan mil preparativos para los contrayentes y sus familias. También para los invitados, sobre todo si alguno de los novios es un familiar o uno de nuestr@s mejores amig@s, porque eso significa ir más que bien. En estos casos, el gran problema, sobre todo, es para ellas. Nosotros lo tenemos casi resuelto con un buen traje o chaqué y solo tenemos que preocuparnos por la camisa, la corbata, el calzado y los complementos (gemelos, pañuelo, cinturón y tirantes, según el caso).

Ellas lo tienen más complicado. Lo primero, un vestido elegante, pero original y que no se haya repetido en enlaces anteriores. Luego, unos zapatos de tacón a la medida del vestido, un bolso-clutch, unos pendientes, una pulsera, un broche, unos guantes… Y, sobre todo, un tocado.

Pequeños, pero mucho con color

Los tocados son importantes, porque resaltan las facciones y transforman un sencillo outfit en deslumbrante. Los hay de mil formas y materiales. Hoy os quiero mostrar los que Marta y María, de Tabita by Tabita, han diseñado para esta temporada. Pequeños, con flores, mucho colorido y, por tanto, con muchas posibilidades para ir radiantes a cualquier enlace.

Una cosa. Hay que tener muy claro que no a todo el mundo le favorecen los mismos tocados. La forma del rostro y el tipo de cabello influyen mucho. Así que, lo mejor en estos casos es pedir asesoramiento.

Espero que os hayan gustado. Seguiré mostrando más, pero en otro momento, porque ahora el que se marcha a una boda ¡soy yo!

Deja un comentario