For her (Narciso Rodriguez), un clásico del siglo XXI

Sus padres no querían que diseñara, pero Narciso Rodriguez (de origen cubano, pero nacido en New Jersey) logró su sueño. En 1996 se convirtió en objeto de culto tras firmar el diseño de Carolyn Bessette para su boda con Jonh F. Kennedy (Jr.). Michelle Obama, Sarah Jessica Parker, Jessica Alba, Rachel Weisz… también han sucumbido a su estilo, igual que muchísimas otras mujeres anónimas de todo el planeta, gracias a su fragancia, for her, el clásico del siglo XXI.

For her cumple 15 años en 2018. Nació en 2003 y en solo dos años era muy apreciado. Diez años más tarde, era un fenómeno internacional (ganó el Premio FiFi Francia a Fragancia más icónica de la década). En 2017 recibió el Premio Especial FiFi Francia por su Excelencia sobresaliente y fue aclamado como el clásico del siglo XXI.

Para celebrar su cumpleaños, nada mejor que una fiesta en forma de cata olfativa en un lugar con encanto como Villa Luisa, una casa palacio de estilo neo mudéjar (1925), un oasis en plena capital hispalense. Los anfitriones, La Champanera y Shiseido, nos deleitaron con una experiencia para los cinco sentidos. Weddings with love y Magia Florhada se encargaron de la decoración; el champán G. H. Mumm y los chicos de Tu otra cocina animaron el paladar; y SurDJ, creó la atmósfera perfecta. Las firmas sevillanas Panambi y Pol Núñez embellecieron aún más los jardines con sus creaciones para novia.

En esta presentación exclusiva aprendí que la base de las fragancias de Narciso Rodríguez es el aceite de almizcle blanco, una “declaración profunda” sobre sensualidad y belleza. A él se suman notas florales de osmanto, ámbar suave y madera (eau de toilette); flores, pulpa de melocotón, ámbar suave o madera (eau de parfum); flores, pimienta rosa o pachulí (For her fleur musc).

“Adictiva, sensual”

Para Rodriguez, crear una fragancia era la “mejor manera de comunicar” lo que su firma representaba. Quería una fragancia “adictiva, sensual y eternamente bella”, pues siempre se inspira en mujeres con fortaleza. Y lo ha logrado. For her se ha convertido en objeto de deseo por su calidad, y por su contenedor (negro, eau de toilette; rosado, eau de parfum), inspirado en un frasquito de rapé chino, pintado desde el interior.

Si el perfume y el frasco son obras de arte, el retrato que Inez van Lamsweerde y Vinoodh Matadin hicieron a la modelo Carmen Kass (imagen de la fragancia), no se queda atrás. A esta musa se une ahora la también modelo Jean Campbell, imagen de for her fleur musc.

Las fragancias deben provocar sentimientos y evocarnos imágenes, recuerdos… Si no lo hacen, es que no es nuestro perfume. Si no conocéis los de Narciso Rodriguez, probadlos. Pero os aviso: sucumbiréis a su elegancia.

Fotos: Silvia Sánchez Fotografía

¡Hasta pronto!

Deja un comentario