Fotografías de Jesús Aldebarán

¡¡Buenos días!!

Regreso al blog tras un pequeño descanso (espero que vuestra Semana Santa haya sido más que extraordinaria), y lo hago con una serie de fotografías, el resultado de mi paso por el estudio del fotógrafo sevillano Jesús Aldebarán para preparar la exposición Tú y yo influimos.

Como ya os comenté tras su inauguración, la muestra es el culmen de la primera fase del proyecto #Retratos, en la que hemos participado un total de 21 bloggers, influencers e instagramers sevillanos relacionados con el sector de la moda.

21 personas, 21 shootings, uno por cada integrante de este grupo, pues la intención de Aldebarán con esta muestra era captar en una sola imagen la personalidad de cada uno. Después de haber visto el resultado, he de decir que lo logró.

Posar no es tan fácil como puede parecer a simple vista. Ponerte frente a la cámara de un profesional de la talla de Jesús Aldebarán, en un estudio de enormes dimensiones por el que han pasado grandes diseñadores y modelos, repleto de focos, y enfrentarte a una cámara, impone. Y mucho.

Seguro que muchos de mis compañeros en este proyecto dirán lo mismo. Porque las sesiones ante Jesús eran privadas. Solo él, su cámara y tú. Primero con un look que nos definiera a cada uno (libre) y un segundo, similar para todos: blusa, camisa, polo, jersey… blanco y jeans.

Ser uno mismo

Los primeros momentos fueron los peores, pero al pasar los primeros minutos y relajarte, con música de fondo y el sonido del flash, todo se reducía a disfrutar, a pasarlo bien, a seguir las instrucciones de Jesús y a ser uno mismo frente a la cámara.

Para mí ha sido un placer posar para Jesús, pero también organizar junto a él el trabajo (cuadrar agendas de los participantes, la de Jesús y el equipo de Espacio Líbero, encargado de maquillaje y peluquería; los traslados…) y trabajar en la exposición con él y María López Vergara, directora y propietaria de Wabi Sabi Shop & Gallery. Pero no hemos parado. Ya estamos trabajando en la segunda fase del proyecto…

¡Hasta pronto!

Deja un comentario