Franjul: zapatos únicos

Mi última visita a Madrid a primeros del pasado mes de marzo dio para mucho: amigos, nuevos contactos y entrevistas para conocer firmas tan interesantes como Calzados Franjul, dedicada a la fabricación artesanal de zapatos de tacón únicos para novias, madrinas, invitadas…

Franjul nace en 1947, en la calle Lope de Vega, la misma dirección en la que sigue atendiendo a quienes se acercan hasta su pequeño local atraídos por su sello particular: nunca hay dos piezas iguales. Tres artesanos (de una misma familia) se encargan de hacer realidad cada modelo, personalizado al máximo.

Se puede elegir el tipo de piel (siempre española, a excepción de pieles exóticas como la de pitón o cocodrilo, que llegan de África), color, tipo de tacón (ancho o fino) y altura (el más bajo es de cuatro centímetros y el más alto, 11). Hay modelos de ancho especial, medios números (por ejemplo el 39 y medio), botines, stilettos, sandalias, peep toes

Lo recomendable es visitar primero la tienda-taller y probar algún modelo de la exposición antes de decidir todos los detalles. Transcurren entre cinco y siete semanas hasta que el pedido está listo. Si “el zapato no queda bien, se repite”, explican en el taller. Y es que cada modelo se prepara (acolchado en el interior) para que no resulte molesto o incómodo, y se puedan lucir durante horas sin notar que “los llevas puestos”, mantienen.

Además, en Franjul son capaces de sacar el patrón de un zapato de una fotografía (han tenido más de un caso) para fabricarlo y adaptarlo a quien los encargue. Igual que entelarlo con piezas proporcionadas por el cliente.

Siglo de Oro

La firma de calzado presenta desde hace cuatro años una colección exclusiva anual. La de 2015 estuvo inspirada en El mago de Oz (la película) y la de 2016, en el Siglo de Oro, concretamente en mujeres como la Princesa de Éboli o Santa Teresa de Jesús, entre otras.

Los precios de sus creaciones oscilan entre los 250 y los 350 euros (son únicos), aunque los de piel especial (pitón o cocodrilo) se encarecen más. Además, fabrican maxicarteras, bolsos y cluths personalizados (de 150 a 200 euros). Los que más recomiendan, los de ante.

Espero volver a Madrid en pocas semanas, porque tengo pendiente más de un descubrimiento como este.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario