Gin tonic con sabor a Sevilla

A estas alturas no existe ninguna duda de que el gin tonic es el combinado de moda. He de confesar que la ginebra nunca me había gustado, pero la descubrí por casualidad una noche de verano (hace ya unos cuantos de eso) gracias a unos amigos de Madrid. Desde entonces es lo que pido cuando salgo a tomar una copa.

La ginebra nació en Holanda (antes del siglo XVI), pero los ingleses la convirtieron en su bebida nacional a partir del s. XVIII. En los dos últimos siglos, se ha exportado por todo el planeta y se ha ido perfeccionando su destilación. Así, hoy tenemos variedades con albahaca, romero, tomillo, flores, guindilla mexicana… Y fresas.

Carmona, una ciudad cercana a la capital andaluza, con gran pasado artístico y arquitectónico, es actualmente centro de elaboración de una de las ginebras del momento: Gin Premium Puerto de Indias. Producida en una de las destilerías más antiguas de Andalucía, toma su nombre del sobrenombre que tuvo el puerto de Sevilla en el s. XVI, al ser nexo de unión entre el antiguo y el nuevo Mundo, Las Indias.

Puerto de Indias ha llevado la marca Sevilla allá por donde se ha ido dando a conocer (se encuentra en fase de expansión nacional e internacional) en sus dos años de vida. Ahora lo hará aún más. Ha cambiado su botella, adoptando una nueva inspirada en la Torre del Oro de Sevilla, vigía del Guadalquivir desde que los almohades la levantaron en el siglo XIII.

Para presentar su nueva imagen, Puerto de India cerró el restaurante Abades (en la calle Betis), que goza de una de las mejores vistas de Sevilla. La puesta de largo congregó a más de 400 invitados, entre distribuidores, periodistas, empresarios, diseñadores, bloggers, influencers

La fiesta comenzó al anochecer, pero se prolongó hasta la madrugada. Y eso que solo era miércoles… Imaginad como fue el jueves para un nutrido grupo, entre el que me encontraba yo.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario