Huyendo de los tópicos

Le hubiese gustado ser periodista y hasta llegó a pensar en hacer Medicina. Siempre le había gustado la moda, pero nunca pensó que, como ha sucedido, terminaría siendo su pasión y su oficio. Pablo Lanzarote es ahora mismo uno de los imprescindibles de la moda andaluza.

Hace unos días me recibió en su atelier, situado en pleno centro de la capital hispalense, donde, además, tuve la suerte de conocer en persona a la guapísima Raquel Bonilla. La modelo visitó el cuartel general del joven diseñador para ver parte del vestuario que lucirá en El Salvador estos próximos días.

Si no fuera porque la moda le apasiona, hace tiempo que hubiese abandonado esta carrera de fondo, en la que ha caminado sin prisas y en la que espera poder mantenerse. Su consejo: “formarse, salir fuera y ser conscientes de que los hay mejores”.

Le encanta la moda, pero es algo crítico. En Andalucía “seguimos manteniendo el tópico“, por lo que mantiene que hay que luchar por huir del encasillamiento.

La feminidad es la pauta que siempre marcan sus diseños, en los que huye de tendencias. La mujer de Pablo Lanzarote rehuye del tópico andaluz, cuida hasta el más mínimo detalle, es “algo recargada” y nunca se baja de unos buenos tacones.

Mientras, su hombre es muy masculino y casual. Le gustaría que fuese atrevido: “la sociedad tiene sometida a la moda masculina a Sota, Caballo y Rey. Nosotros mismos hacemos que no avance más; hay que atreverse a vestir diferente”.

Este joven diseñador de origen gaditano, pero afincado en Sevilla, ultima estos días la nueva colección que, en menos de una semana, presentará en Pasarela de Sevilla.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario