Imprescindibles en cualquier ‘look’

Si os dijese la cantidad de veces que he oído esta semana “¿qué le podría regalar a X?” os sorprendería la cifra. La Navidad está a la vuelta de la esquina, pero aún sois muchos los que no tenéis claro qué regalar a familiares y amigos.

Para evitar comprar lo primero que veamos a última hora, siempre aconsejo pensar en los gustos, habilidades y necesidades actuales de la persona a quien vamos a regalar y hacer un pequeño brainstorming o lluvia de ideas. Los complementos son detalles con los que, muy difícilmente, no se acierta. Eso sí, deben ir con la personalidad de quien queremos que los luzca.

María Lama de Góngora sabe mucho de eso. Tiene 27 años, es licenciada en Administración y Dirección de Empresas y forma parte del grupo de jóvenes españoles que, a pesar de la crisis, ha decidido apostar por montar un negocio propio, por emprender. Su firma, Lamágora, se centra en el diseño de complementos.

Para María, los complementos son “imprescindibles” (opino exactamente igual). Esta joven “amante de los detalles en todos los ámbitos” no entiende un look “sin un collar, unos pendientes, un anillo, un cinturón…” Son, la “guinda del pastel”. Los pendientes, que siempre deben “tapar el orificio del lóbulo”, son su complemento icono, la pieza que no debe faltar y la que más le gusta diseñar.

Lamágora es “su sueño”, su hobby convertido en profesión y forma de vida. Vendió sus primeros pendientes a sus primas con solo 9 años durante un verano en la playa. Ahora vende tanto a particulares como a diseñadores conocidos a nivel nacional. ¿El secreto de Lamágora? “La versatilidad de nuestras piezas, la adaptación a cada cliente y el mimo con el que están diseñadas”, afirma.

Atrevida y sofisticada

La mujer para quien diseña (y también el hombre, porque cuenta, además, con una línea de corbatas, gemelos y pañuelos para caballero) es atrevida, a la vez que sofisticada y amante del color. María se inspira con los materiales frente al espejo, pero también en el cine; la naturaleza, sobre todo en flores o insectos; y, por supuesto en Andalucía, “en su luz, colores, fiestas, artesanía…”

María Lama de Góngora es la cabeza visible de Lamágora, aunque tiene en su tía Amalia un pilar fundamental. Es “mi mano derecha y mi sombra”. Y es que su empresa cuenta con el apoyo de sus amigas y de toda su familia, “empezando por la más pequeñas de mis primas, que siempre me ayudan cuando están de vacaciones, y terminando por mi abuela”, que es quien ha acogido su taller, “con el jaleo y trajín que día a día supone”.

Sus creaciones pueden encontrarse en Almonte (Huelva); en Carmona, Coria del Río, Pilas y El Viso del Alcor, todos municipios de la provincia de Sevilla, así como en la capital hispalense. Pero entre los objetivos de la joven empresaria a medio plazo está lanzar su propia shop online para llegar a cualquier punto.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario


Latest comments

  • Gaspar 2 años ago

    Qué grande eres, Looke Look !! 😉

    • Javier Luque 2 años ago

      Gracias. Pero el grande aquí es usted