La vida, mucho mejor en color

A mi hermano le encanta viajar. Hace unos años recorrió parte de los Estados Unidos. Volvió cargado de anécdotas, regalos e imágenes como la que desde entonces adorna mi estudio. Es una fotografía de uno de los muchos escaparates que encontró a su paso. Lo que lo hace tan original es lo que sobre el dintel se lee: “Life is too short… to wear ugly clothes”, “La vida es demasiado corta… como para vestir ropa fea”. Mejor con ropa alegre, con color, ¿verdad?

Hay que vivir con pasión, emoción… Estamos hartos de escucharlo. Sabemos la teoría, pero muchas veces es difícil llevarla a la práctica. Lo es, lo sé por experiencia, pero hay que intentarlo. Agatha Ruiz de la Prada sabe lo importante que es el color y divertirse. Vestir ropa de tonos alegres que nos favorezcan nos ayuda a vernos bien por fuera. Ganamos seguridad y con ello, las ganas para afrontar obstáculos.

Sus colecciones para vestir y para el hogar han estado marcados desde sus inicios por el color. La han tildado de estridente, pero sus diseños han triunfado y siguen haciéndolo entre niños y mayores.

En la última edición de la pasarela Code41, la aristócrata y diseñadora madrileña presentó un trabajo rebosante de vida y alegría. Dicen que ‘Para gustos, los colores’ y está claro que no a todo el mundo le gustará su trabajo, pero en lo que no hay duda es que todas las prendas que mostró (sudaderas, faldas con vuelo, pantalones entallados, shorts, tops, maxivestidos…) son muy versátiles y fácilmente combinables.

Como complementos, pañuelos que daban a los looks cierto aire a los años 40 del pasado siglo, grandes bolsos y maxi cuñas, sobre las que más de una modelo tuvo problemas para guardar el equilibrio durante el desfile.

Flores y lazos

Rosa, azul, verde, naranja y amarillo no faltaron, al igual que las grandes flores que han hecho célebre a Agatha Ruiz de la Prada. Pero también vimos corazoneslazos, lunares (topos) y emoticonos sonrientes como estampados de varios tops y vestidos.

Una colección muy comercial para mujeres divertidas, que me recordó que no hay nada más bonito que sonreír a la vida.

¡Hasta pronto!

Fotos: Fran Rivero

Deja un comentario