Look para una boda

Septiembre y octubre, junto a los meses de primavera y verano (la primera parte), concentran el mayor número de bodas que se celebran año tras año. Días más largos y buen clima (se supone que mejor que en invierno) son dos bazas importantes. Seguro que más de uno anda estos días ultimando detalles de su look para una boda.

Ahora viene la pregunta: “¿Cómo hay que vestir en una boda?” Respuesta: “Depende del protocolo. ¿Eres testigo? ¿Chaqué? ¿Es una boda de mañana o de tarde-noche?” ¿Muchas preguntas? Pues todas las respuestas influyen para que la elección sea la adecuada. No obstante, el look que os presento en este post (fue mi elección para la boda de una buena amiga en Valencia) puede ayudar a despejar dudas.

Traje. Gris y azul (negro, mejor para la noche). Azul marino puede resultar muy clásico para muchos, pero vuelve a ser tendencia esta temporada, como la raya diplomática o el príncipe de Gales.

Calcetines. Ante la mínima duda, oscuros. Pero un toque de color queda siempre bien. Eso sí, que combinen con corbata y pañuelo, si lo hay.

Camisa. Si dudáis, blanca (básica en un armario de cualquier chico). Si es de puño doble, mejor. Pero también puede ser de milrayas o, como en mi caso, celeste.

Corbata. Azul marino, celeste, verde, rojo, rosa… Con rayas, estampados (cuidado, debe combinar a la perfección)… Un consejo, que sea alegre, pero no muy, muy llamativa.

Chaleco. En mi caso no llevaba, pero podría ser una buena opción para resaltar. Son muy elegantes y están muy de moda desde hace unos años.

Gemelos. Hay una enorme variedad: metálicos, cristal, pasta, nudos… Sea cual sea, arriesgaos. Escogí unos de color celeste y decorados con flores.

Pañuelo. El blanco, es muy elegante en cualquier ocasión. Pero si queréis dar un paso más, elegid uno con tonos que ‘casen’ con el color del traje, la camisa y la corbata. Mi elección, estampado pasley (muy discreto) en tonos rojo, rosa, verde, celeste, dorado…

Tirantes. O cinturón, según el caso. Los tirantes (mucho estilo) permiten otra nota de color.

Zapatos. De hebillas (simple o doble), cordones… Negro o burdeos son tonos clásicos para muchos, pero con ellos nunca se fallas. Los míos, mocasines burdeos oscuro.

Look completo

Traje y camisa: De la Rivas.

Corbata: Scalpers.

Pañuelo: Shalp.

Zapatos: Saint John Shoes.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario