Lorena Subires, joven pero preparada

Quería estudiar Arte Dramático y para eso cambió el colegio de siempre por un instituto de su Antequera (Málaga) natal. Tenía que cursar Bachillerato de Arte Escénico, pero al poco tiempo de haber hecho la matrícula se dio cuenta de que se había matriculado en Bachillerato de Artes Plásticas.

Ese “fallo” cambió la vida de Lorena Subires, que desde hace unos años trabaja para lograrse un hueco en el sector de la moda y poder vivir de lo que le apasiona. Llegó a Sevilla con 18 años para estudiar Diseño y en ella tiene ahora su vida.

Entró en Bachillerato “sin saber dibujar” y fue su hermano mayor, que estudiaba Periodismo en Sevilla, quien le dijo que hiciera diseño.  “No sabía que podría estudiar diseño”. Así que, por las tardes empezó a ir a clases de corte y confección y a aprender un oficio que tenía presente en su casa, ya que una de sus tías “ha sido modista toda la vida”.

De hecho, fue su tía quien le ayudó a diseñar una de sus primeras creaciones: el vestido globo, color albero y lazada para su fiesta de graduación de ESO. De eso han pasado algunos años y Lorena ha participado ya en varias ediciones de Andalucía de Moda y presentado varias colecciones.

Subires es joven, pero sabe lo que quiere. La formación es muy importante, por eso pretende estudiar diseño digital. Además, desde el pasado abril ha estado haciendo prácticas en el estudio de uno de los grandes de la moda nacional, Antonio García. “Con Antonio he visto lo que es el fondo de un gran diseñador; tiene en cuenta siempre tu opinión”. Y también ha aprendido de su hermano, Fernando García.

Mujer y hombre

En su corta trayectoria profesional ha diseñado para mujer y hombre (de entre 20 y 40 años), pero es para este último para quien más le gusta crear. “Es siempre un reto”. Además, es muy clara: “Las tendencias hay que adaptarlas a uno mismo. No entiendo que porque se lleve tal o cual haya que comprarlo. Si te sienta bien, vale, pero si no, no”.

La joven antequerana se confiesa amante de su tierra, de Sevilla y de Andalucía. “No creo que haya que irse a Madrid o al extranjero para llegar a algo en moda”, mantiene. Pero también es crítica: “Me encanta la moda flamenca, pero Andalucía no es solo volantes”. Con su última colección, Sombra y Luz, que ha sido “una manera de agradecer a Sevilla todo lo que me ha dado”, ha querido “salirse del tópico”.

Subires “tiene los pies en el suelo”. Le encantaría diseñar, por ejemplo, una colección de lencería o vestir a actrices como Penélope Cruz, “por sus rasgos”, pero su meta es poder llegar a ver su sueño hecho realidad: “vivir tranquila, con mi marca y mi taller”. Un objetivo que, sin duda, logrará.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario