Los girasoles de Rocío Porres

La palabra girasoles viene del griego, de helios (sol) y anthos (flor), ya que son flores que siempre persiguen los rayos solares. Este símbolo de vitalidad, fe, inteligencia, felicidad e, incluso, fertilidad, que adorna más de un campo de labranza en Andalucía, es desde hace unos años la insignia indiscutible de la firma de joyas de la sevillana Rocío Porres.

Apasionada del arte y de la obra de Dalí, estudió en su Sevilla natal. Después se trasladó a Londres, donde entró en contacto con el mundo artístico. A su vuelta a España se interesó por la gemología. Tal es su pasión por ambos campos, que en 2001 los unió en su firma Rocío Porres Joyas.

El girasol se ha convertido en protagonista de muchas de sus piezas (crea broches, collares, cinturones, pendientes, pasadores para caballero o diademas para novia). Cada una de ellas es una pequeña obra de arte, en la que se mezclan bronce, oro o plata con piedras naturales. Hojas, flores, mariposas… son parte del universo Porres.

Sus joyas han acompañado a diseñadores en pasarelas como Cibeles (Madrid) y 080 (Barcelona) y han aparecido en las mejores revistas de moda (Harper’s Bazaar, Vogue, Telva…) o en series de televisión. Además han vestido en más de una ocasión a rostros tan conocidos como la top model Eugenia Silva.

Reloj girasol

Ahora, tras 15 años en el sector de la joyería, Rocío Porres da un paso más. Tras un proceso de creación, maduración y fabricación, que ha durado varios años, ha presentado su primer reloj de mujer. El girasol es más que nunca su mejor presentación.

Cada reloj está numerado. Su caja tiene forma de la flor insignia de Porres y su esfera es blanca, roja o negra. Puede combinarse con correa de piel blanca, negra, roja o dorada, según la personalidad de quien vaya a lucirlo. Un reloj, que seguramente, estará en más de una lista de deseos y en más de una carta a sus Majestades de Oriente, que ya trabajan para hacer realidad los sueños de muchos.

¿Y para hombres? ¿Habrá relojes para nosotros? Pues, según la propia Rocío Porres, “¿por qué no?”  Tendremos que esperar.

¡Hasta pronto!

Fotos: Felipe Benigno y Luque Personal Shopper

Deja un comentario