Masaltos: zapatos de altura

Siempre me he considerado alto: 1,82-83. Pero más de una vez me he preguntado cómo sería medir 1,90 o más. Pues ya lo sé y sin intervención quirúrgica. Solo me ha bastado confiar en Masaltos.com, una empresa con sede en la céntrica calle Feria de Sevilla, y sus zapatos de altura.

Seguridad, esbeltez y comodidad son tres sensaciones que proporcionan sus botas, botines, mocasines, náuticos y zapatillas (tiene más de cien modelos entre los que se puede llegar a elegir), fabricados en piel de primera calidad.

El calzado de esta empresa, nacida en 1994 y con clientela en América Latina, Asia, Australia, Europa, Estados Unidos o Nueva Zelanda, incluye en su interior un alza especial de 3 centímetros sobre el tacón que no se nota a simple vista. Así, quien los viste gana hasta 7 centímetros de golpe.

Su horma es especial, porque deben quedar como un guante. Si a un zapato cualquiera le sumas una plantilla para corregir problemas de espalda, por ejemplo, el empeine o los dedos quedan aprisionados, con riesgo para la circulación.

Con Masaltos.com eso no sucede. Al calzarte uno de sus modelos simplemente notas que creces y si te miras al espejo sientes que tu figura se estiliza. Ese simple gesto puede ayudar a muchos hombres a ganar autoestima para hacer frente a una reunión, una conferencia, un evento…

No solo para bodas

Entre sus clientes hay políticos, actores, cantantes… Y numerosos hombres anónimos que han confiado en esta entidad para ocasiones especiales. Pero estos zapatos no solo sirven para un look de boda o realzar un esmoquin en una entrega de premios.

Para hacer este post seleccioné tres modelos: Matera bicolor (zapatillas), Preston negro (cordones) y Venecia negro (hebilla). Los primeros son perfectos para look sports, de fin de semana, por ejemplo. Los Preston me gustan para el día a día: con jeans, chinos, cazadora, abrigo, americana… Y los Venecia, de una hebilla, quedan perfectos con americana azul marino y pantalón gris o un traje. ¿Qué os parecen?

Fotos: Beatriz Hidalgo

¡Hasta pronto!

Deja un comentario