Moda con acento del Sur

Viajar a Cádiz o a Jerez de la Frontera siempre es una experiencia para los sentidos. Por el clima, por su gente, por su historia, su luz o su gastronomía. Si, a esto le unimos moda, el resultado es de lujo. La segunda edición de la Sur Fashion Experience me ha permitido eso y más.

Al igual que el año pasado, solo pude asistir a los desfiles programados para la tarde del sábado, pero a diferencia de entonces mi viaje comenzó muy temprano. Bloggers, influencers y periodistas de Cádiz, Málaga y Sevilla estábamos citados en Sherry Golf Jerez  para disfrutar de una experiencia.

Allí nos subimos a un autobús en dirección a Cádiz. Desde la Plaza de España, donde se encuentra el monumento a la Pepa (la Constitución de 1812), fraguada en Cádiz, símbolo de la resistencia a la invasión francesa, realizamos una pequeña visita guiada por el centro histórico, por la historia de esta capital, que comenzó hace más de 3.000 años, con la Gadir fenicia.

Paradas en Plaza Mina y en el Museo de Cádiz, antiguo convento de San Francisco; paseo por calle Ancha y plaza de las Flores para llegar a la Catedral. Y de ahí al Baluarte de la Candelaria, a disfrutar del azul del mar, la brisa, el sol, de un estupendo cóctel y de compañeros que, con el tiempo y tras coincidir en numerosos eventos, se han convertido ya en amigos.

Sofisticación

La tarde estaba reservada a la moda. Tras un café y cambiar de look, nos esperaban propuestas para invitadas, novia…. Los diseños de Anhet me fascinaron. Sofisticación, seducción, elegancia y cero excesos. Propuestas con un claro tinte invernal, pero, a la vez, muy vaporosas.

Me quedo también con la puesta en escena del desfile de Belúlah, siguiendo un orden cromático: amarillo, rosa, rojos… Además, mientras una modelo desfilaba otras permanecían en la cabecera de la pasarela, cambiando de pose constantemente, como si de un shooting para una editorial de moda se tratara.

El broche fue Ágatha Ruiz de la Prada. Sus diseños captaron la atención de fotógrafos, medios e invitados no solo por su color y alegría, o por las poses desenfadadas de la modelos, sino también por la música, que invitaba a bailar: Fangoria.

Su desfile subió tanto el ánimo, que bloggers, influencers y parte del equipo de la pasarela nos animanos a subir a la pasarela para posar para alguna foto. Solo digo que nos gustó vernos arriba y que nos faltó desfilar… ¡Quién sabe!

¡Hasta pronto!

Fotos: Fernando Mañas, Luque Personal Shopper y Sur Fashion Experience

Deja un comentario


Latest comments

  • Dianne 2 meses ago

    ¡Que experiencia mas bonita!….me hubiese gustado estar allí. ¿Si no eres profesional había posibilidad de entrar?

    • Javier Luque 2 meses ago

      Se podían solicitar invitaciones para ver los desfiles. Así que ya sabes para próximas ediciones. Saludos