No sin mi bolso

Las llaves de casa, las de la oficina, el coche, la moto o la bicicleta (del candado); un bolígrafo y un bloc de notas, por si acaso; la cartera; algo de maquillaje; el móvil y la agenda; la tablet para el trabajo…  ¿Aún hay quién se pregunta qué llevan ellas en el bolso?

El bolso juega, como los zapatos, un papel muy, muy importante en cualquier look. Y ya no solo porque ayuda a transformar un sencillo vestido de cóctel o unos jeans y una camiseta, sino porque siempre hay que llevar, como mínimo, documentación, dinero, teléfono y llaves de casa.

¿Cuál es el adecuado? Para los días laborables, uno de tamaño mediano o grande, con capacidad. Si sois bajitas, que no sea excesivamente grande, porque acortará visualmente vuestra estatura. De piel o tela y, si es de color, mejor que mejor. Lo sé, soy muy pesado con esto, pero no es lo mismo un look oscuro con un bolso negro, que con uno azul o rojo.

Los maxi ganan terreno desde hace unas temporadas, sobre todo si son versátiles y permiten colgarlos al hombro, al brazo o llevarlos en la mano. Pero los tipo bandolera (puedes llevarlo cruzado) y mochilas no se lo ponen tan fácil, más si están confeccionados en cuero o piel, tienen flecos o algún que otro estampado o grabado étnico. Con jeans y abrigo son una buena combinación.

Cadenas

¿Y un bolso con cadena? ¿Clásico? Según como se combine. Con americana y pantalón no será mala opción para una reunión de trabajo. Pero es que, además, podréis sacarle mucho partido para momentos de ocio o eventos. Para ir al cine, con pitillo y cazadora de cuero; para una cena, con vestido y sandalias; para un café, con camiseta, jeans y zapatillas; para una boda, con falda de tul y top… Coco Chanel creó su mítico 2.55 (acolchado), hace 61 años (en febrero de 1955 para ser exactos) y jamás ha pasado de moda. Será por algo…

Si no os termina de convencer, otra opción son las maxi carteras o clutchs. Son igual de versátiles que los anteriores y pueden servir tanto para una reunión de trabajo, como para acudir como invitadas a una boda y  una fiesta de noche, o simplemente salir a tomar el aperitivo.

¿Los mejores? Los que os permitan llevarlos en la mano, pero también colgados cuando os canséis. De piel, ante, terciopelo o metálico… La variedad es amplía, así que al elegirlo, seguid siempre la misma premisa: debe servir en más de una ocasión.

¡Hasta pronto!

Fotos: Pinterest

Deja un comentario