¿Quieres ser Gramer?

Cuando Facebook nació supuso una revolución. Facilitaba el contacto con familiares, amigos o compañeros de colegio, a pesar de las distancias. Lo que empezó como una red de contactos abrió paso, poco a poco, a una nueva forma de comunicación. Hoy no se comprende la vida cotidiana sin Twitter, Pinterest, Periscope o Instagram.

Dar la espalda a las redes sociales (es mejor denominarlas medios sociales) es un error. Cuando Johannes Gutenberg inventó la imprenta fue tachado de loco, pero su creación transformó el mundo. Los medios sociales están transformándolo de nuevo. Su inmediatez, rapidez y facilidad para generar comunidad en torno a marcas, personas o productos es abismal.

Han provocado la aparición de nuevas profesiones (community management, especialistas en posicionamiento o SEO…) y figuras: los influencers. Hasta hace unos años actores, cantantes, deportistas, modelos, presentadores… eran los únicos con grandes clubs de fans o seguidores y sus opiniones y actuaciones marcaban tendencias. Internet lo ha cambiado todo. Bloggers, youtubers e instagramers (usuarios de Instagram) han cobrado protagonismo.

GRAM Models ha sabido ver la potencialidad del fenómeno instagramer. Víctor Amaro y Antonio Barbeito son sus socios fundadores. La idea de crear una agencia de publicidad y modelos especializada en new faces de Instagram surgió en Milán en 2015 en la Mercedes Benz Fashion Week. En el desfile de Philipp Plein los influencers surgidos al calor de Instagram superaban con creces a los hasta entonces poderosos bloggers en el front row (primera fila).

Esta agencia, que se ha presentado oficialmente en Madrid hace unos días, se ha especializado en este nuevo canal de difusión para publicidad y promoción de marcas y empresas. “La gestión de los influencers (imagen, contactos con firmas para realizar acciones…) se lleva a cabo, mayoritariamente, por parte de personas que no siempre están especializadas en Instagram”.

Emprendedores

GRAM Models, otro ejemplo más de cómo se puede emprender en el sector de la moda, cuenta con un archivo, cada vez más amplío, de influencers jóvenes (chicos y chicas). Su objetivo es que los ‘gramers’ crezcan en número de seguidores, en influencia, y, por tanto, logren mayor impacto sobre los usuarios y puedan establecer colaboraciones y proyectos con distintas empresas.

Además, actúa de coolhunter (cazatalentos), de descubridora de new faces, con acciones como shootings en directo. El último lo desarrolló a primeros de marzo en plena calle Serrano de Madrid y, debido a una reunión, no pude acudir. Pero el próximo, no me lo pierdo. ¿Y tú, eres #GRAMER?

¡Hasta pronto!

Fotos: Rodrigo Cores

 

Deja un comentario