Repique de ‘Castañuelas’

Sevilla es una ciudad que sorprende por su historia, climatología, gastronomía… Pero también por sus peculiaridades. Hace menos de un mes, cuando aún estábamos preparando la Navidad, el Real de la Feria de Abril de Los Remedios comenzó a cobrar vida, con el inicio de la construcción de su portada y sus casetas.

Hace 12 días, despedimos a Sus Majestades los Reyes de Oriente, quitamos el árbol de Navidad y el portal y, acto seguido, cambiamos el chip. Y es que en Sevilla ya huele a incienso, pero también a albero, fino y manzanilla, sevillanas, volantes y repiques de ‘Castañuelas’, un instrumento de percusión que da nombre a la nueva colección del diseñador José María Tarriño.

Rojo, negro y blanco, azul marino, toques de amarillo y naranja, lunares grandes y pequeños, estampado floral… Hay donde elegir. Los vestidos, faldas, blusas y pantalones de talle alto de Tarriño están pensados, sobre todo, para las profesionales del flamenco, de ahí su caída y el precioso movimiento de sus volantes.

Hay popelín, pero también crespón. Faldas entalladas y otras con toque canastero. Tops  y blusas con mangas anchas o transparencias para mostrar espalda y brazos con muchísima sensualidad. Escotes caja y en uve. Y batas de cola, como la verde que lució la bailaora Rosario Toledo, que cerró con su arte el desfile de presentación de la nueva colección en la pasarela We love flamenco.

Bordados

Tarriño recurre asimismo a bordados para embellecer algún que otro volante, la cintura de más de uno de sus trajes o el pecho de la mujer para quien diseña. Pero también resalta los hombros con apliques o flecos.

Para vestir sus diseños bastan un buen par de zapatos de tacón alto, maxipendientes, una o varias flores y peineta, así como mantoncillo y broches, cuando son necesarios.

Pero el colofón son los grandes mantones bordados que guardan misteriosamente sus creaciones, con enrejados y flecos que enamoran por su belleza y que hacen recordar a las cigarreras de la antigua Fábrica de Tabacos (hoy Universidad de Sevilla), sobre todo, a una de ellas: Carmen.

¡Hasta pronto!

Fotos: Aníbal González

Deja un comentario