Shalp.

Una camisa blanca y un buen pañueño siempre son un acierto

Deja un comentario