Sorpresa en la pasarela

Cuando leí la programación de la pasarela We love flamenco, me llamó mucho la atención que entre los diseñadores que presentaban colección se encontrara Juan Vara. Por una cuestión: no había hecho moda flamenca antes.

Su desfile comenzó con vestidos cortos en negro, azul y rosa, pero a los pocos minutos la pasarela del Salón Real del Hotel Alfonso XIII se transformó.

Las flamencas de Juan Vara apuestan por las dos piezas para las mañanas-tardes de Feria: faldas entalladas (confeccionadas en lino y en tonos tierras, verde o coral) o pantalones pitillo, que se combinan con preciosas blusas en blanco, rojo o tonos dorados, con plisados y grandes mangas, que, perfectamente, podrían utilizarse en otros eventos.

El rojo, el naranja y malva y los estampados se reservan para los vestidos con los hombros al descubierto o escote para poder destacar en el albero del recinto ferial de noche.

Los volantes sirven entonces para resaltar la cintura, los brazos o la espalda de la mujer; y las faldas de vuelo, para que terminen de conquistar cuando bailen sevillanas.

Juan Vara consiguió una merecidísima ovación. Sorprendió y mucho, dejó muy buen sabor de boca entre blogueros y periodistas y se metió al público en el bolsillo.

Deja un comentario