Un viaje por la elegancia y el glamour

Manolo Giraldo es uno de los grandes del diseño sevillano, aunque seguro que por humildad no lo reconocería. Sus trabajos derrochan glamour, sensualidad, estilo y sofisticación. Su última colección cautivó al público asistente a Moda de Sevilla. La semana pasada volvió a hacerlo.

Lámparas de cristal, cortinas de terciopelo rojo, velas y las numerosas flores que adornaban la suntuosa mesa preparada por Fran Cisneros para que las modelos desfilaran alrededor, convirtieron Puro Centro (en la céntrica calle Murillo) en un pequeño teatro, abarrotado para la ocasión por diseñadores, blogueros y numerosos amigos.

Monos, faldas de talle alto, pantalones con una caída magnífica, blusas muy vaporosas, vestidos de cóctel y abrigos de porte muy aristocrático, trajes largos que se amoldan a la figura como una segunda piel caracterizan sus creaciones. Pero es que también viste a novias y lo hace con nota.

Seda, gasa, satén y encaje predominan en sus vestidos, al igual que el rosa, gris, nude, tierra y negro. Su colección es un paseo por los lujosos cabarets de Berlín y París de las primeras décadas del siglo pasado, muy de moda gracia a estrellas de la talla de Marlene Dietrich; por los aristocráticos salones de te de la capital londinense o las fastuosas fiestas de Hollywood de los años 30 y 40 del pasado s. XX.

Un viaje en el tiempo, sin necesidad de usar ningún tipo de tecnología para disfrutar.

Deja un comentario


Latest comments