Una semana con estilo

Viernes y pre-puente. Alegría máxima, ¿verdad?. Tiempo para viajar, para la familia y los amigos, pero también para adelantar tranquilamente trabajo para la semana próxima. ¿Mil cosas, verdad? Tranquil@s, todo sale, solo es cuestión de ir encajando piezas. Pero sacad también unos minutos para decidir cuáles van a ser vuestros looks de la semana.

Sí, porque un buen look aporta seguridad y nos ayuda a sentirnos mejor para afrontar, por ejemplo, una reunión con un cliente. O una mañana de gestiones, que se puede complicar con un almuerzo de trabajo con el que no contábamos. Hay que ser precavidos y pensar qué tenemos cada día para elegir qué ponernos. Este post va dirigido a ellos (en una próxima entrega hablaremos de ellas). Os propongo algunas ideas.

Lunes. ¿Qué tal un chino tipo pitillo (los de elastano se adaptan muy bien y son cómodos de llevar), camisa y blazer de punto? Además, como empieza a refrescar, podemos completarlo con un abrigo fino, un fular y unos buenos zapatos.

Martes. Un simple pantalón gris se transforma si elegimos una camisa de tonos alegres (azul, por ejemplo) y un jersey con algún estampado.

Miércoles. Sacad el cárdigan del armario. ¿Os parece clásico? Pues coged un chaleco (muy actual). Puede ser de piel, de punto, cruzado… Con camisa blanca, genial, pero de cuadros también. Con o sin corbata. También podemos optar por un pañuelo de cuello.

Jueves. ¿Reunión importante? Entonces, traje. Clásico sí, pero si es de corte o tejido actual, llamaréis la atención. Si no, pantalón, camisa y blazer, más chaleco acolchado de color. Si no, pantalón, camisa y abrigo acolchado, pero de tono fuerte (azul, rojo o verde). Con corbata y mocasines de ante.

Viernes. San Viernes, pero de los días en los que más problemas surgen. Si al acabar en el trabajo vamos a tomar una copa con amigos, os propongo chino o jeans, camisa milrayas, jersey de color y cazadora de piel o ante (tendencia). Con zapato tipo deportivo pueden quedar estupendamente.

Fin de semana. Sábado y domingo son los días de ocio por excelencia. Pero eso no significa perder el estilo. Lo más cómodo, unos jeans, con botas, jersey y trench. Con camiseta básica, cazadora deportiva o piel y zapatillas, casan muy bien. Con abrigo de aire militar, aún mejor. Pero si lo que queremos es destacar, entonces abrigo, zapatos de vestir y fular, sin duda.

¡Hasta pronto!

Fotos: Pinterest

Deja un comentario