Unas manos fabulosas

Si la crisis tiene algo bueno es que la creatividad ha vuelto a ocupar los primeros puestos de nuestras vidas. Hay que reconvertirse, buscar alternativas para salir adelante o poner en marcha el plan B y el C para evitar engrosar las ya de por sí abultadas listas del desempleo.

Ya os he hablado antes de otros valientes. Sí, valientes, porque han decidido emprender, incluso en sectores completamente distintos al suyo. Es el caso de las creadoras de Oh my hands, una firma con un futuro prometedor.

Sus artífices son dos profesionales de la comunicación y la decoración, que un buen día decidieron lanzarse a crear complementos. Así nacieron sus pulseras y gargantillas Mare Mía, que ya han viajado por medio mundo gracias a tod@s los que han creído en ellas.

Las hay para chica o chico, están trenzadas a mano y se caracterizan por sus colores: fuertes y alegres, como el verano, la estación para la que están concebidas. No obstante, solo es cuestión de combinarlas durante el resto del año.

Y eso solo para verano. Para invierno, sus brufandas a medida de lana de merino, especialmente hilada para Oh my hands, se han convertido en un básico de muchos armarios de Madrid y Barcelona. Mostaza, gris, verde…

Me encanta el verano, ya lo sabéis, pero estoy deseando que llegue de nuevo el frío para volver a utilizarlas.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario