Vestir en Semana Santa

Viernes de Dolores. Solo dos días para un nuevo Domingo de Ramos y la capital hispalense bulle. La carrera oficial y los palcos de San Francisco están listos; las cofradías de vísperas recorren esta tarde-noche sus barrios; y muchos ultiman túnicas y looks para estos días.

A visitantes y turistas siempre les ha llamado la atención cómo se vestía en Sevilla en Semana Santa y Feria. Pero parece ser que ese gusto por “vestir” ha ido cayendo en el olvido. Es verdad que no todo el mundo tiene silla, palco o balcón y que ver las procesiones en la calle cansa (lo sé). Pero comodidad no significa no ir bien. Por eso os propongo propuestas sencillas.

Ellas

Color. Para Domingo de Ramos, Lunes, Martes y Miércoles Santo se permiten tonos vivos. Jueves, Viernes y Sábado Santo, tonos más oscuros (gris y azul oscuro o negro, por ejemplo).

Falda. Tableada, lápiz, midi, con más o sin vuelo… Con camiseta básica, cartera, algún complemento (brazalete, pendientes o collar), abrigo de primavera o chaqueta de punto.

Pantalón. Palazzo, pitillo, culotte, short (no muy cortos)… Con camiseta o camisa de corte masculina o toque vintage irán perfectos. Chaqueta tipo esmoquin o blazer, más bolso medio o cartera, por ejemplo.

Vestido. Camisero, recto, con vuelo, con drapeado… Cuanto más sencillo, mejor: será más fácil de combinar. Se aceptan estampados, pero no muy llamativos para que combinarlos no sea tan complicado. Con chaqueta y bolso de cadena o clutch.

Tacón. Son días de andar muchísimo, así que mejor que no sean muy altos. Si llevan plataforma que sea integrada y no excesiva. Si soportáis el tacón alto, entonces stilettos o sandalias.

Ellos

Color. Para Domingo de Ramos, Lunes, Martes y Miércoles Santo se aceptan claros. Pero Jueves, Viernes y Sábado Santo, mejor vestir de oscuro.

Chaqueta. Las azules y pantalón gris ha sido considerado el “clásico uniforme” de Domingo de Ramos durante años. Pero se puede optar por azul claro, príncipe de gales, espiga, ojo de perdiz… Con camisa blanca o milrayas, gemelos, corbata y pañuelo, muy elegante. Y sin corbata, también.

Pantalón. Los de color, con camisa blanca y jersey o cárdigan fino servirán para Lunes, Martes o Miércoles Santo. Si os gustan las americanas, será el complemento perfecto.

Traje. De dos o tres piezas. Si no, con chaleco con algo de color, camisa de puño doble para pasadores y corbata.

Zapatos. Cómodos, pero mejor dejar en casa las zapatillas. Mocasines, de hebilla, de hebilla doble, ante…

¡Hasta pronto!

Fotos: Pinterest

Deja un comentario


Latest comments

  • Carmen 2 años ago

    Borja tú siempre en tu línea
    Un abrazo