10 looks con estilo, a base de jeans y americana

Cuando se habla de estilo, se tiende a pensar en un traje de dos o tres piezas o en una americana, con chaleco y pantalón de vestir. La combinación jeans-americana parece estar desprestigiada, cuando los medios sociales (redes sociales) están repletos de outfits de este tipo, que, perfectamente, pueden ser buena opción para un día de oficina. Por eso, os propongo 10 looks con estilo, a base de jeans y americanas.

Sabéis que me gusta estar al tanto de noticias y tendencias; y que los jeans, cuanto “más rotos” (como dirían nuestras madres), mejor, pero, en este caso, igual hay que optar por un par con el que no corramos peligro de engancharnos en cualquier rincón, entre otras cosas, porque si los utilizamos para trabajar, nuestra prioridad debe ser la comodidad.

A partir de ahí, hay mil propuestas posibles, pero me voy a centrar en las compuestas por americana y vaqueros, porque, aparte de ser un outfit con el que me siento identificado y que utilizo en diferentes ocasiones, es fácil de combinar.

Con camisa blanca y americana azul (un clásico), un vaquero es otra cosa. Si, además, lo combinamos con zapato de doble hebilla, con o sin calcetín, que aún estamos soportando bastante calor, ganará mucho más. Por supuesto, si añadimos pañuelo en la solapa, el resultado sumará puntos.

Una camiseta básica o con estampado pequeño puede resultar igual de elegante que una camisa blanca. Con zapatillas blancas me encanta. Asistimos al reinado de las zapatillas, y quien lo niegue, solo debe salir a la calle y fijarse un poco. Aún así, podemos optar por botas de ante, calzado tipo Oxford

Más opciones

Una camisa denim y una americana de tono tostado (mucho estilo) quedan bastante bien. Con calzado de ante, (si es de color, aún más, para resaltar), estupendas. Un vaquero blanco, con chaqueta azul destaca, aunque también con otro color (verde, caldera, arena…); los grises quedan muy bien con chaqueta verde militar…

Tampoco es mala elección un vaquero clásico con jersey de cuello alto o camisa y chaleco-jersey de punto fino o grueso (según la época del año), más una americana de cuadros. ¿Y si cambiamos la camisa por camiseta y el chaleco por una sudadera sencilla (pero de color)? Pues también. Todo es cuestión de ponerse frente al armario, ver qué tenemos y empezar a crear y probar…

¡Hasta pronto!

Fotos: Pinterest y Unplash

¡Hasta pronto!

Deja un comentario